Browse By

Estilo boho chic

¿Qué es el boho chic?estilo boho chic
Una tendencia nada nueva que, de vez en cuando, vuelve a resurgir con fuerza y ponerse de moda. La conoces, se la has visto a un montón de famosas y hasta es probable que también tú te hayas marcado algún que otro look boho chic. Si tratamos de describirlo (definirlo es algo más complejo) nos referiremos a él sirviéndonos de su propio nombre, un estilo boho (bohemio + hippie) y chic. Y es que precisamente en eso consiste, looks aparentemente desaliñados pero estudiados mi-li-metralmente, vamos, algo así como una grunge, fashion, casual nada casual, porque debemos puntualizar que en ocasiones las prendas y complementos utilizados son tan caros y exclusivos que se llevan el sueldo de un mes.

Embajadoras del boho chic 
Para muestra, un botón, ¿quieres saber lo que es el estilo boho chic?, lo tienes fácil, basta con fijarte en celebrities como Sienna Miller, Kate Moss, María -Kate y Ashley Olsen, Nicole Richie sus máximas representantes.

Un poquito de historia
El boho-chic es un estilo de moda femenina que recibe influencias muy variadas. Aunque se popularizó en la década de los 60 (con la moda hippie), lo cierto es que tiene cierto halo prerrafaelita de mediados y finales del siglo XIX. Tras ser silenciado por la estética ochentera en los 90 vuelve a irrumpir con fuerza, localizando ya en el siglo XXI, (2004, 2005) su momento de mayor apogeo.

stly boho chic¿Cómo reconocer el estilo boho chic?
Sencillo, pues tiene algunos imprescindibles que no pueden faltar, vestidos y cardigans muy sueltos, bastante holgaditos; botas (si son camperas mejor que mejor) o sandalias, (en función de la estación del año); bordados en blusas y chalecos; lanas y pieles, pero que se dejan combinar con prendas de cuero, vaqueras; detalles sobre la cabeza, como balerinas o peinetas con motivos florales, cabellos trenzados; colores relacionados con la naturaleza o tonos tierra con toques de naranja, magenta y verde.

¿Cómo conseguir tu look boho chic?ropa boho chic
Prendas: Vayamos a por las básicas, lo primero un vestido holgado, acompañado de un jersey (también holgado) o cardigan y una maxi bufanda (que naturalmente no esperamos que uses en pleno agosto) o maxi pañuelo. Los colores, como antes indicábamos, tonos naturales, pero si quieres que te combinen con todo, sé práctica y decántate (como ha hecho Sara) por el blanco o el negro.
Calzado: nada que no tengas, una sandalias monas o unas buenas camperas, que seguro ya circulan por tu ropero.
Accesorios: para el pelo, que no falten, bien diademas (pedrería, flores, hilos), bien pañuelos o sombreros.
Con respecto a las joyas, no salgas de casa sin varias pulseras y anillos en manos (e incluso pies). En estos casos, y si tienes suerte, lo que mejor funciona es el vintage, pedrería en colores pastel… aunque el oro envejecido también es una buena opción.
El maquillaje: en otro post hablaremos más detenidamente de esto, pero recuerda, arregladita y muy muy natural, nuestro lema es el oxímoron “desaliñada pero perfecta”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *