Browse By

Cómo tonificar tus glúteos, alimentación y buenos hábitos

Una de las partes del cuerpo que menos nos satisfacen y que todas querríamos mejorar son los glúteos, pero, ¿sabes cómo tonificar tus glúteos?
La mayor parte de nosotras tendemos a considerarlos demasiado grandes, demasiado caídos o demasiado planos, e intentamos ocultarlos o disimularlos con la ropa, cuando, en casi la mayor parte de los casos, nuestros glúteos no están tan mal.

En primer lugar, y antes de iniciar cualquier rutina, debemos tener presente una consideración, la forma básica de las nalgas es una cuestión hereditaria y constitucional por lo que, aunque es muy posible mejorar y tonificar su estado, es imposible cambiar su estructura ósea.

Malos hábitos
Desgraciadamente no hay mayor enemigo para nuestros glúteos que los malos hábitos a los que nos empuja la vida moderna.

Pasar muchas horas sentada en el trabajo, frente al ordenador o en el sofá de casa cuando, acabada la pesada jornada laboral, nos disponemos a descansar, convierte nuestros glúteos en almacenes de grasa y el lugar perfecto para la aparición de la celulitis blanda.

La inactividad unida a la manera en la que realizamos nuestros desplazamientos (coche, autobús) hace que los músculos de nuestros glúteos no se ejerciten, se atrofien y esto dé lugar a la laxitud.

La celulitis también puede responder a cuestiones de metabolismo, bien por un desequilibrio hormonal bien por cuestiones hereditarias, luchar contra la celulitis que se desencadena por estas causas es más difícil pero, aunque sea más dificultoso hacerla desaparecer, podemos impedir que siga avanzando, lo cual es ya un gran paso.

Las comidas rápidas, los preparados, el picoteo, todo ello puede llevarnos a un consumo excesivo de sal, y ya sabemos, no hay nada que produzca mayor retención hídrica que la sal, así que atención a lo que comes.

Otra gran enemiga es la ropa ajustada que obstaculiza una buena circulación sanguínea y, por supuesto, un hábito muy común que debemos evitar, pero que hacerlo nos resulta tremendamente complicado, cruzar las piernas mientras estamos sentadas.

Dentro de los peores hábitos que tenemos que eliminar en nuestra cruzada contra la celulitis son sin duda alguna el tabaco y el alcohol, que ya no solo van en contra de unos glúteos firmes sino de nuestra salud en general.

Hábitos saludables
Una alimentación rica en fibras, la práctica de ejercicios nada costosos y desde casa, así como el empleo de cremas específicas para la celulitis y reafirmantes son algunos de los hábitos que puedes ir poniendo en práctica para tonificar tus glúteos; un consejo, constancia.

Nuestro gran amigo es el guante de crin, un buen masaje circular con éste elimina las células muertas y activa la circulación, si eres capaz de soportarlo con un buen chorro de agua fría mientras realizas esta operación potenciarás los resultados.

Mantén tu piel hidratada, así eliminarás más fácilmente toxinas. Lo recomendable es entre litro y medio y dos litros al día.

En muchos casos una dieta equilibrada, largas caminatas y unos hábitos saludables son suficientes para mantener tus glúteos en perfecto estado. Es cierto que sacar tiempo para salir a caminar puede resultarnos prácticamente imposible, sin embargo, no desesperes, recientemente se ha demostrado que el mejor ejercicio para tonificar tus glúteos es el step y lo puedes practicar de una forma cómoda (escuchando música, viendo la televisión) desde tu propia casa; hay diferentes tipos y de diferentes precios, puedes elegir el que más se ajuste a tus necesidades y entrenarte cómodamente.

También puedes realizar otro tipo de ejercicios desde casa para fortalecer los glúteos, son sencillos y no te robarán demasiado tiempo:

Es también esencial controlar tu peso, si engordas, los depósitos de grasa harán que pierdas tonicidad en toda la zona.

A continuación te presentamos una dieta de choque que te permitirá en cuatro semanas, pero de forma saludable, reducir  la grasa no deseada.

Dieta rápida para los glúteos
Desayuno:
Café sin azúcar
Yogur bajo en grasa
Media mañana:
1 pieza de fruta
Comida:
40 gramos de pasta o arroz
Pollo o pescado
Mixto de verduras aderezadas con aceite de oliva
Merienda:
Té o yogurt
Cena:
Sopa o crema de verduras,
Mixto de verduras aderezadas con aceite de oliva

Si sigues correctamente la dieta y pones en práctica nuestros pequeños consejos en cuatro semanas habrás mejorado considerablemente la apariencia de tus glúteos, reducido el volumen y, sobre todo, mejorado su tono.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>