Buscar por

Cómo ser sensual

¿Cómo ser sensual y conseguir una buena capacidad de seducción?
Nuestra autoestima, el sentirnos naturales y a nuestro aire en las múltiples situaciones de la vida nos hace tremendamente sensuales a los ojos de esa persona a la que hemos despertado interés por alguna de nuestras cualidades. La seguridad que tenemos en nosotras mismas consigue envolver el ambiente con la fascinación de nuestra personalidad, junto a ésta, las miradas, los gestos, las palabras y también los contactos, cuando es oportuno, son capaces de hacer único y deseado nuestro estilo, en él todo cuenta, el modo en que cruzamos las piernas, avivamos la comunicación, escuchamos y mostramos empatía, todo influye, seamos o no conscientes.

¿Qué haces para sentirte sensual?
Es fundamental que mantengas siempre un contacto visual con las personas que tienes a tu alrededor, evitando desviar la mirada al suelo, tambièn es importante que prestes atención a tus piernas y brazos. Evita cruzar los brazos o extenderlos a lo largo del tronco, si estás sentada intenta no alejar demasiado las piernas de tu interlocutor, un hombre traduce esto como un gesto de confianza que le invita a seguir conociéndote. Sonríe algo más de lo normal y un tono ligeramente más alto, estudios cinetíficos demuestran que contribuye a dar un matiz insinuante a la conversación.

El poder del pensamiento
Los pensamientos también enseñan cómo ser sensual, ya que reflejan y producen en los demás un efcto concreto. Un pensamiento sensual es un pensamiento positivo que ilumina, es una actitud o un deseo que tiene la fuerza de atraer la gente hacia ti, porlo tanto debes evitar perder el control por miedo o falta de seguridad, sé positiva y el resto está hecho.

Sentimientos positivos
Cuando una persona nos atrae y sentimos la fuerza del primer enamoramiento todos nuestros gestos y caricias son inevitablemente sensuales, el ser humano es un hombre emocional y son estas emociones las que nos hacen avanzar hacia nuestri própçosito de conquista, pruébalo; si deseas ser muy sensual con un hombre aunque no estés enamorada actúa como si lo estuvieras, verás como despiertas todo su interés.

La energía sexual
La energía sexual viene de la propia excitación, cuando estamos excitadas y hemos determinado el objeto de nuestro interés somos mucho más sensuales, esa sensualidad se puede transmitir aumentando nuestra capacidad de seducción.

Personalidad magnética
El magnetismo es seductor, un carácter fuerte, sin llegar a ser dominate ni déspota, es pura sensualidad ya que se refleja en gestos, palabras, la forma de vestirse. La pregunta aquí es inevitable:

¿Cómo conseguir una personalidad magnética? Vayamos por partes
1. El primer paso es conocerte bien a ti misma para aprender a quererte y sentirte orgullosa, reafirmando así tu carácter, no intentes fingir quien no eres pues antes o después te acabarás cansando.
2. Cuida tu forma de vestir ya que, nos guste o no, nuestra ropa dice mucho de nosotras; no se trata de ir siempre «de punta en blanco», pero sí de buscar ropa que nos favorezca, colores vivos, alegres, siempre acordes con la situación y con nuestro estilo.
3. Habla despacio, vocalizando y modulando la voz. Si queremos practicar, podemos grabar nuestra propia voz con una grabadora para comprobar qué efecto causa.
4. Una mirada intensa refleja deseo y sensualidad; normalmente surge de forma natural si la persona con la que estamos despierta en nosotros todas esas emociones, sin embargo, también son gestos que puedes practicar delante de un espejo si quieres sentirte más segura de ti misma.
5. Muévete con desenvoltura y naturalidad pero sin brusquedad y de forma seca, ya que solo consegurás asustarlos.
6. Sé misteriosa, no se trata de inventarte una película, sino de no hablar demasiado de ti, dejando algo para citas posteriores.

El poder de los sentidos
Tampoco debes dejar a un lado los cinco sentidos, ya que el ser o no sensual depende también a las sensaciones que despiertes en ellos, no olvides que tu poder de seducción actúa a través de los sentidos de la persona que te interesa.

Olfato: el olor natural es muy importante, por lo que obviamente debemos cuidar nuestra higiene, también es atractivo un sutil perfume no demasiado fuerte así como el olor de la propia ropa.

Oído: los jemidos, los jadeos, los roces insinuantes ayudan a aumentar la excitación sexual de la pareja.

Vista: un aspecto físico cuidado es también muy importante, esto inluye cabellos y cara, así como una ropa interior sugerente y provocativa.

Tacto: los roces, las caricias pueden despertare el interés de la otra persona, mantén tu cuerpo suave e hidratado, no es demasiado complicado.

Gusto: parece mentira, pero la boca es una de las primeras cosas en las que se fijan los hombres, por lo que debemos cuidar nuestra higiene bucal, una boca descuidada sin duda es una de las mayores barreras hacia la sensualidad.

Evidentemente hay personas que llevan la sensualidad dentro, eso es indiscutible, como también lo es que existen ciertos comportamientos concretos que generan emociones concretas. Atrévete a poner alguno de ellos en práctica, no tienes nada que perder.

Un comentario en “Cómo ser sensual”

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.