Buscar por

Champú para caballo

El champú para caballo, ¿una novedad?
Sin duda se trata de un descubrimiento sorprendente pero no novedoso, en realidad el champú para caballo se lleva utilizando en humanos desde hace más de treinta años.

Aunque en sus inicios fue creado exclusivamente para nuestro amigos equinos, fuentes poco científicas pero creíbles afirman que los miembros de la etnia gitana fueron los primeros en utilizarlo y aprovecharse de sus beneficios, obteniendo un cabello fuerte y sano.

Hoy en día su uso se ha generalizado y cuentan las malas lenguas que incluso se comercializa bajo otro nombre o etiquetado para alzar su precio, ofreciéndolo como un producto cosmético de alta gama con resultados espectaculares.

¿Cuáles son los beneficios del champú para caballo?
La pregunta es obvia, ¿qué es lo que hace que un champú destinado a la higiene de animales terminen en nuestra cabeza?
La respuesta tiene un nombre, Biotina, este compuesto contenido en el champú para caballos presenta propiedades regenerativas debido a su alto contenido en provitaminas del grupo B.

Es justamente la presencia de aminoácidos y proteínas varias lo que lo hace un aliado indispensable para combatir la alopecia y la caída del cabello, al menos así lo atestiguan numerosos consumidores satisfechos, que además de estas virtudes también le atribuyen las de conseguir un cabello sedoso, con más volumen y un crecimiento más rápido.

¿Es recomendable el champú para caballo en personas?
Las contraindicaciones parecen no existir pues el champú para caballos solo contiene ingrediente naturales que además han sido aprobados por la FDA, por lo que su uso es seguro. No contiene colorantes ni perfumes, su PH es neutro con lo que se descartaría cualquier tipo de reacción, sin embargo, como en todo, seamos cautos, antes de iniciar un tratamiento con este tipo de champús consultémoslo con nuestro médico, nada se pierde y toda precaución es poca en materia de salud.

Es importante saber que como complemento al champú para caballo debes utilizar un acondicionador pues el grosor que adquiere el pelo es tal que podría costarte desenredar el cabello sin él; lo ideal es no usarlo más de dos veces por semana.

Por el olor no debes preocuparte, actualmente existe mayor variedad, puedes encontrarlo si así lo deseas de citrónella, frutas del bosque o mora, por ponerte un ejemplo.
El precio constituye también un atractivo pues se hace asequible a todos los bolsillos, por menos de diez euros puedes hacerte con un litro. La compra se lleva a cabo en cualquier establecimiento de tu ciudad (qué duda cabe siempre que se dedique al cuidado de animales) al igual que en Internet.

Y para los más reticentes existe la última versión perfeccionada, contiene también altas dosis de Biotina pero está específicamente destinada y mejorada al uso de seres humanos.

El champú para caballo parece haberse convertido en un secreto en boca de todos, ¿te atreves a probarlo? Son ya muchas las personas que gracias a él lucen un cabello espectacular.

2 comentario en “Champú para caballo”

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.