Cápsulas de colágeno
Con infiltraciones, en cremas y cómo no, también en pastillas, últimamente las cápsulas de colágeno están revolucionando el mercado y, junto a los estudios médicos pertinentes, cientos de consumidoras parecen estar satisfechas con los resultados, pero exactamente, ¿qué es lo que aportan estas pildoritas mágicas?

¿Qué es el colágeno y por qué un aporte extra?
El colágeno es una proteína fibrosa que funciona, por así decirlo,  como sostén de diferentes estructuras y órganos del cuerpo: piel, tendones, huesos, cartílagos, músculos, vasos sanguíneos, órganos internos, córnea del ojo; es esencial para el  crecimiento, desarrollo y regeneración de los tejidos dérmicos.

El aporte extra de colágeno responde a un hecho inevitable, con el paso del tiempo el colágeno y la elastina pierden elasticidad dando lugar a la aparición de signos visibles de envejecimiento en piel pelo y uñas, provocando también efectos no tan visibles pero  más relevantes en tejidos y válvulas cardiacas. Frente a esto las  cápsulas de colágeno funcionan como un complemento nutricional natural que ayuda a combatir la carencia de colágeno en estos tejidos y estructuras del organismo.

¿Por qué cápsulas de colágeno?
En numerosas ocasiones cuando el colágeno solo se administra por vía tópica no consigue atravesar la barrera epidérmica, lo que imposibilita una regulación correcta de la matriz extracelular, las cápsulas de colágeno aseguran una perfecta asimilación estimulando la producción natural de colágeno en el organismo.

Beneficios de las cápsulas de colágeno
Los beneficios de las cápsulas de colágeno comienzan a apreciarse a partir del tercer mes de tratamiento, entre estos destacamos:

- Elevan la producción de colágeno del organismo
- Mejoran la elasticidad de la piel
- Reducen las líneas de expresión
- Ayudan a regenerar los ligamentos, tendones, articulaciones y huesos
- Reconstruyen el cartílago de las articulaciones

El aporte extra de colágeno también resulta beneficioso en situaciones de control de sobrepeso, posparto o hipercolesterolemias, ya que por su fácil asimilación se convierte casi en los primeros estadios de la enfermedad en un tratamiento preventivo de la artrosis, la osteoporosis y el envejecimiento cutáneo, como la flacidez tras la pérdida de peso o debido al embarazo.

Parece ser que las cápsulas de colágeno resultan casi milagrosas pero como opiniones hay y muy diversas muchos detractores aseguran que su aporte es nulo por tratarse de una sustancia que no es asimilable por el organismo y que los beneficios demostrables se deben al combinado con vitaminas de este tipo de tratamiento, asegurando que con una dieta rica y variada con el mismo aporte nutricional se consiguen resultados idénticos.

Desde Gústate seguiremos informándoos pues las novedades con respecto a este tratamiento se producen a diario, pero ¿y tú?, ¿las has probado? Si es así no dudes en compartir tu experiencia.

¿ Te ha gustado este artículo?