Browse By

Ampollas rescate 1 minuto de Pantene Pro-V

Ampollas rescate un minuto de PanteneNuevas-Ampollas-Rescate-1-minuto-pantene
En el post de hoy vamos a hablar de un nuevo producto de la gama Pantene Pro-V que parece estar revolucionando cabezas, se trata de la nueva ampolla rescate un minuto de Pantene, no la confundáis con el tratamiento rescate tres minutos, al parecer ya está superado. Como cualquier producto de Pantene viene anunciado a bombo y platillo, así que seguro que el nombre ya os suena.

Antes de nada, y siendo honestas, hemos de admitir que aún no las hemos probado, error que trataremos de subsanar tan pronto como nos sea posible, aunque confirmamos las calidades de otros productos Pantene, como la mascarilla protege y repara, cuya diferencia con respecto a otras mascarillas es notablemente superior, por lo tanto, ya de antemano, damos un margen de confianza a este nuevo producto de Pantene, simplemente por ser Pantene.

¿Para quién están indicadas las ampollas rescate 1 minuto?
Está diseñado para cabellos teñidos o dañados por diferentes motivos, que lucen secos y sin brillo.

¿Qué prometen las nuevas ampollas de Pantene?
Es un tratamiento, que supuestamente hace efecto en una aplicación, promete reparar hasta seis meses de daño producido por agresiones como el color o el calor, consiguiendo resultados satisfactorios en solo un minuto,  lo cual nos viene de perlas si andamos justitas de tiempo.
Sin ánimo de contradecir a Pantene, y a riesgo de equivocarnos, nos parece una promesa demasiado arriesgada, ¿seis meses de daños en un solo minuto?, no ponemos en duda que los efectos se noten, pero hay desaguisados que solo se arreglan con un buen tratamiento de Keratina y en salones de belleza, sin embargo, Pantene parece estar tan seguro de su nueva fórmula que se propone este reto, ¿por qué tanta seguridad?, la respuesta se esconde en su nueva fórmula que, por supuesto, no tiene inconveniente en revelar.

¿Cómo funcionan las ampollas rescate un minuto de Pantene?
La “súper fórmula” de alto rendimiento (de ahí su acción inmediata) de las nuevas ampollas para el pelo de Pantene neutralizan la carga negativa del cabello, tratando de imitar la capa protectora impermeabilizadora del propio cabello, recuperando la fuerza y el brillo perdidos.
La fórmula se basa en Behenyl trimetil amonio activo (BTMAC) el responsable de la neutralización de esa carga negativa que queda tras el champú, consiguiendo mejor alineación del cabello, menor encrespamiento y reparación de las zonas dañadas en la superficie del cabello.
Tranquilas, tampoco nosotras estamos muy familiarizadas con esta tecnología, para eso Pantene tiene sus laboratorios y estudios de testeo.

¿Cómo se aplica?
Muy sencillo, una vez que te hayas lavado el cabello con tu champú habitual, sécalo con una toalla para quitar el exceso de humedad y aplícalo directamente por todo el cabello pero insiste en las puntas, que suele ser la zona más castigada, espera un minuto y ¡listo!, en teoría basta una sola ampolla para que tu pelo note la diferencia.

En el siguiente tutorial te explica a la perfección cómo aplicar las nuevas ampollas rescate 1 minuto

Aún no hemos hablado del precio, las ampollas rescate un minuto de Pantene vienen en un pack de tres ampollas, cada una de ellas contiene 15 ml, el precio total es de 5,40 euros, así que te sugerimos que estrujes bien el envase, porque cada gota se paga.

Aunque no lo hemos probado personalmente, sí hemos recogido opiniones de usuarias, como en todos los casos, muy dispares. Hay quienes están encantadas y notan diferencias desde la primera aplicación, hay quienes notan diferencias pero no están de acuerdo con el precio ni con la efectividad total de lo que Pantene promete, y por último, las que opinan que no ofrece nada distinto que no consiga una buena mascarilla.

¿Qué pensamos nosotras?, como todo, se trata de un problema de expectativas, no dudamos de la calidad de los productos Pantene, como tampoco de una mejoría real sobre el cabello, sin embargo, seis meses de daños subsanados en un solo minuto nos parece una promesa demasiado ambiciosa, ¡ojalá nos equivoquemos!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *